¿Tienes un sofá cama y no encuentras ropa de cama adecuada para él? ¿Quieres saber cómo escoger las mejores sábanas para un sofá cama? Seguramente te hayas visto alguna vez en la situación de tener que acomodar a algún invitado en el sofá cama de tu casa y no tener unas sábanas apropiadas para ello. Este es un problema que se da con bastante frecuencia. Es por ello que desde el Blog de Textilex queremos ayudarte a escoger las mejores sábanas para tu sofá cama. Sigue leyendo y descubrirás cómo.

Una de las primeras cosas que debemos tener en cuenta es cómo cubrir el colchón. Los colchones de los sofás cama suele ser por lo general bastante delgados, por lo que puede ser una buena idea utilizar una funda de colchón acolchada para proporcionar un confort adicional a nuestro invitado. En este sentido uno de los tipos de funda de colchón que aportan mayor comodidad son las que tienen un recubrimiento visco-elástico.

A continuación podríamos disponer una sábana ajustable (o bajera). Si el colchón es suficientemente cómodo, podemos prescindir de la funda acolchada y colocar directamente la sábana ajustable. Este tipo de sábanas se ajustan a la perfección a nuestro colchón, incluso en aquellos casos menos habituales como pueden ser los colchones de un sofá cama. También debemos tener especial precaución en el caso de que el sofá sea de piel, ya que puede ser excesivamente frío o caluroso (según la época del año).

Otra de las prendas que no puede faltar en un sofá cama es el juego de sábanas. Siempre debes intentar tener las mejores sábanas para tu sofá cama. Estas deben ser adecuadas para la época del año en que estemos, evitando los materiales gruesos y cálidos en verano, pero utilizándolos en invierno debido al gran confort térmico que proporcionan.

En caso de que la temperatura ambiente sea fría, siempre debemos utilizar un edredón nórdico o una manta, de manera que garanticemos una temperatura óptima a nuestro invitado durante su descanso.

Para concluir, no debemos olvidar un elemento fundamental que no puede faltar en ninguna cama. Estamos hablando de la almohada. Hay personas que prefieren almohadas gruesas y otras que prefieren almohadas finas. Si no quieres tener una de cada tipo, una buena opción puede ser tener una de un grosor medio, de manera que sea lo suficientemente cómoda para cualquier persona. Y no olvides colocar una buena funda de almohada que podrás lavar una vez que haya finalizado la visita, protegiendo así la almohada y garantizando una correcta higiene.

Con estos consejos conseguirás que tu invitado acabe totalmente satisfecho, eso si, sabiendo que un sofá cama, por muy cómodo que este sea, nunca es igual de cómodo que una cama convencional. Y si estás buscando las mejores sábanas para tu sofá cama, no dudes en visitar nuestra tienda online. En Textilex disponemos de una gran variedad de prendas de ropa de cama.